1 nov. 2012



-Antes respóndame una última pregunta: ¿Por qué Hans? ¿Por qué me ha traído aquí y me ha contado información reservada?
-Porque tengo una bella esposa y un permiso para engendrar un hijo. En unas horas mi familia estará en manos del perfil que usted cree. Me juego demasiado.

-Entonces Hans terminemos en el almacén, no disponemos de los bloques de archivos, pero tampoco los necesitamos, prefiero libertad para hablar, avanzamos mucho más.
-Usted manda, me pondré cómodo sobre esas cajas. Prosiga…

<< Sus ojos no dicen del todo la verdad, pero la expresión corporal dice todo lo contrario. Me fiaré de él, no me queda otra. >> -En estos momentos en la Luna se nos presenta una situación que coexiste en el tiempo con la de antaño:
-Continuo exponga, le escucho atentamente.

-Tenemos una situación difícil que pone nerviosas a las corporaciones en antaño el “escorpión” en estos días el Bunker asaltado.
-Ahá.

-Inestabilidad social conjunta y ligada a Ernesto. Como hemos repasado sanidad y él con el apellido revolucionario Montoya. Equivalente a ser el Director jefe durante nueve años en la estación, la huelga será por condiciones laborales, muy posiblemente justas; bajos salarios, explotación horaria y algo similar.
-¿Ha terminado su exposición?


-No, un último punto: Ernesto canjea dentro de su psique a la madre por los hombres que tiene a su cargo, en parte ha sido listo, con la crisis y los “Defcons” decide entrar en huelga.

 -El protocolo a seguir por Militech era mandar Cyborgs y tomar la base. Pero en su ficha encriptado apareció quien era su familia y el desencadenante que podía producir su nombre en la sociedad y ahora están esos Cyberpunks que por suerte son nómadas sin líder.


                                                               Ir a página 14