18 ago. 2012


    Entrada 97

    Se creo un enorme silencio en los alrededores de la estafeta del modem satélite en Pola de Allande, la PDA de BJ estaba sonando, indicándole una llamada de voz. Este sonido tan común en el siglo XXI era capaz de callar el ruidoso murmullo de quien lo escuchara en la era apocalíptica. Los modem satélites tenían la capacidad de establecer una red bajo mínimos que se utilizaba para mandar mensajes por la versión evolucionada del Wapsaap, que ya no precisaba de compañía simplemente se instalaba en el teléfono y con la mas mínima señal de red, era operativa.

    Pero una llamada de voz, era algo muy diferente, para poder realizarla, se tenia que poseer una compañía de teléfonos y un sinfín de personal q la mantuvieran funcionando. Hoy en día, en la península española, no más de tres personas podían disponer de esta tecnología y detrás del otro lado del celular una de estas personas quería hablar con Black Jack.

    Tomándose una ligera pausa, trago saliva y descolgó el teléfono.

-Si, esto…- Tartamudeo un poco – Black Jack al teléfono, ¿con quien tengo el placer de hablar?- Era obvio quien estaba al otro lado del teléfono, pero: <<Mejor ser lo mas afable posible>>, pensó BJ.

    Una voz metalizada y ronca se escuchó de fondo… – Cuando encuentres a Corven, estará con un niño llamado Shodan, no importa la causa, no abran excusas… No tienen que recibir ni un simple rasguño o sabrás a qué huele la gasolina.

    …

    Se corto la llamada…


                                                                Ir a entrada 98