18 ago. 2012


    Karenzikof: De fabricación Rusa, su precio era considerablemente inferior a su homónimo pasivo, dándole un sitio en el mercado por su bajo coste. Al estar permanentemente conectado, requiere un aprendizaje por parte del usuario, en las reacciones cotidianas de un mundo que parece ir a cámara lenta.

    Tenía de un año de garantía, tiempo que el cuerpo podía “rechazar” la nueva velocidad sufriendo el efecto adverso, en lugar de acelerar las reacciones, las ralentizaba.

    Karenzikof XXL: Versión modificada, no solo aceleraba las reacciones, añadía una mejora en los controladores de adrenalina naturales, haciendo más sensible al cuerpo a segregar esta sustancia.

    El problema del XXL era si llegaba el día de quitárselo, si se había usado durante más de dos años, el cuerpo al estar sometido a una segregación adrenalitica superior a la que se genera normalmente, le era producida una adicción, no abastecida por uno mismo. Se recomendaba una vez quitado practicar deportes de riesgo y otras actividades que produzcan adrenalina, para ir “desenganchando” al cuerpo paulatinamente.

    Sandevistan I: De precio elevado, pero mayor fiabilidad, se le conocen escasos caso de rechazo. Como potenciador pasivo, estaba subyugado a una orden neuronal para activarse, su primera versión San-I le tardaba 15 segundos en activarse a pleno rendimiento y la misma cantidad de tiempo en desconectarse.

    Sandevistan II: Las múltiples ventas del modelo anterior propiciaron la inversión de las compañías en el desarrollo del nuevo modelo, que solamente le costaba 5 segundos tanto activación como desactivación, en los años de auge de los potenciadores, incluso cuando salió su versión modificada San-III, el potenciador más vendido continuaba siendo la versión II, debido a su precio en comparación con su calidad.

    Sandevistan III: -Poderoso caballero es Don dinero.- Rezaba Quevedo. Y poderoso mercenario es quien puede costearse este carísimo implante, no solo reducía, la activación a un solo segundo (la desactivación mantenía los 5 de su versión anterior), si no que traía un añadido plagiando a su manera a los modelos Activos y su mejora de adrenalina.

    El San-III poseía un Elevador adrenalitico, cada vez que se conectaba, inyectaba adrenalina sintética al cuerpo, dando no solo una vertiginosa velocidad de reacción sino un aumento de todas las capacidades físicas.

    Este gran implante, solo tuvo éxito entre mercenarios corporativos que podían permitírselo.

    Sandevistan III-N: Último modelo que salió enfocado a Net-runners, no traía ninguna mejora para el mundo real con respecto a su versión San-III, pero era capaz de acelerar las reacciones mentales dentro del mundo virtual.

    Elevador de adrenalina: Es una glándula artificial que libera hormonas de adrenalina sintética mediante una orden.

                                                         Regresar a entradas 88-89

                                                        Regresar a Ronnin 2