8 ago. 2012



    Entrada 73 (Red 10 de 16) Narrador Omnisciente

    Con un movimiento de dedos extrajo el código fuente del portal y lo guardó en la memoria externa. No era parte de la misión ese dato, pero al fin y al cabo, era ella la que se jugaba la vida. No estaba de más investigar por su cuenta para su propia seguridad.

    El suelo la escamaba, no tendría que ser de ese color. Elevó el brazo y arrastró de nuevo el menú de Skins. Seleccionó la “piel medieval”. Ahora se veían graneros, alrededor de una muralla, más graneros en el interior de la misma y otro anillo amurallado, pero el suelo exactamente igual, verde oscuro, anti natura. Bajó el brazo y regresó al Legacy.

<< Ese suelo, es hardware, es físico, ¿Dónde diablos estoy?>> hizo una pausa. <<Necesito ver más>>
Haciendo aspavientos con ambas manos, generó delante de ella una pequeña nube. Una vez creada, la mantuvo con la mano izquierda y con la derecha, juntando los dedos pulgar e índice, invocando un ojo virtual en el recoveco de la unión. A continuación lo lanzó a la nube.

    Cargando… Auspex 5LP en modo nube de testeo (prueba).

    En forma gaseosa, del mismo color que la nube apareció un Dogo, alrededor del ojo. << Un sabueso nivel 1, una contrariedad fácilmente superable>>.

    Palmeó las manos he izo desaparecer la nube y el programa de visión de archivos ocultos, arqueó los dedos de su mano derecha y empezó a temblar la mano. Con cada movimiento vibratorio iban saliendo unos finos hilos de luz anaranjada que se precipitaban hacia abajo. Cuando llegaron a una distancia de 30 centímetros, se empezó a dibujar una silueta humana. A la vez, a treinta metros de distancia, la misma silueta aparecía de un tamaño mucho mayor. Una vez formada, con la ayuda de los coloridos hilos fue moviéndola, para ver si el programa Marioneta F30 había sido cargado con éxito. Todo parecía correcto, así que ejecutó los movimientos para que la marioneta lanzara Auspex 5LP.
    Al momento apareció el Dogo, pero esta vez era un programa de defensa real, no un reflejo de la nube de prueba.
Con la mano derecha manipulo la marioneta en huida, esquivando al Sabueso lvl1. Mientras se batía en retirada, una vez entretenido, con la izquierda generó el ojo de Auspex y en la pantalla se monitorizaron los archivos ocultos. Por un momento, se quedó mirando una enorme pirámide negra que se alzaba en medio y ese instante de desconcentración, casi le cuesta la existencia del títere. Se centró de nuevo en la huida de su señuelo. Simplemente tomó una captura de la realidad para repasarla más despacio. Una vez guardada la imagen, solo tuvo que marear lo suficiente al programa mientras iba cancelando la marioneta, de no llegar a existir el contacto, no tendría nada de que informar. Los programas, sin una certeza absoluta de incursión, no dan la alarma.

                                                              Ir a entrada 74