30 ago. 2012


    
    Entrada 114.

    Formados en descanso impasibles en formación de rombo cardinal, esperaban la reacción de la turba que les rodeaba. Los segundos de espera se hicieron largos como el tiempo en un reloj de arena. Se escuchó un eco lejano y al unísono el ejército berebere respondío a pleno pulmón y comenzó a andar. Conforme el círculo se iba cerrando sobre ellos, el eco se reconocía más como el cántico de un Imán y acto seguido la turba le respondía.

El piloto empezó a cantar por radio los movimientos de las tropas enemigas:
- Entran en radio de 500 metros por todos los flancos señor.

-Ala es grande y poderoso – Dijo la voz del Imán
-Y nos guía hacia la venganza- replicaron cientos de voces

- Radio de distancia de todos los flancos media: 450 metros señor.
Sargento ordenó: - Rodilla en tierra.

-Ala es misericordioso
-Y nos concede vengar a nuestros caídos

-Distancia 400 metros señor.
-¡Calen bayonetas!

-Ala es poderoso.
-Y con su poder aplastaremos.

-350 metros señor
-Sistema “Mono Tiro”. ¡Apunten!