16 oct. 2012



Entrada 162


En la lejanía entre la humareda de pólvora y arena el Sargento vio huir a la retaguardia Este Bereber. << Estos putos infieles, se retiran muertos de miedo. Que así sea, la suerte nos favorece>>
-¡Media luna!- Ordenó el sargento – Auto suministraros munición y armas, desde Norte renombraros y cantáis equipo.

- Metralla en la pierna, Higs informa de su baja. ¡Fuerza SubAtica!- Informó el cabo por micro, mientras caía al suelo con dos servos de la cyber-pierna averiados por el impacto de un resquicio de granada.
Ladeó la cabeza buscando al cabo pero no vislumbró nada dentro del caos humano que era correr atropellando cadáveres, rematando heridos y aprovisionándose de armas y cargadores, <<Mierda un buen soldado morirá en breve, espero que los entretenga >> Pensó el líder de la escuadra.

Conforme alcanzaron las posiciones de la munición MV enterrada comenzaron a cumplir las órdenes de radio.

-Fusilero Norte 1 Carabina y cinta de balas. Señor.
-Cabo cargando MVulcan. Centro 0.

El sargento corrió a ocupar el Norte 2 y dijo: - Líder Norte 2. Resto formar en Sur por debajo del arma pesada.

-Sur 1 Subfusil, y dos pistolas ligeras.
-Sur 2 Fusil de asalto, dos cargadores
-¿Cabo como va esa MVulcan?

Los disparos no se hicieron esperar sobre las chapas ya maltrechas de los blindajes.

-MV cargada. Esperando orden.
-Norte 1 y Sur 2 Zona de fuego sobre los flancos a los desperdigados. Norte 2, Sur 1 y MV Fuego a la columna, ¡masacrarlos!