19 jul. 2012



    Entrada 49 (Presente 7 de 8) Narrador Intradiegético Black Jack.

    Mientras mi editor de dolor me mantenía consciente, partí por la mitad al viejo, antes que recargara y sí, hablo literalmente, a esa distancia una ráfaga de Remington, le separo en dos la cintura, incluso durante un segundo se quedaron las dos piernas y el bajo vientre en pie, como si fuera un muñeco.
Se escuchó un grito de espanto, tiene que ser duro ver como le siegan la vida a tu padre, en un tiroteo, el encapuchado, se desplomó de rodillas y sin poder controlarse se puso a vomitar, mientras se retiraba el pasa montañas y apartaba la mirada del cadáver dividido en dos partes.

   Ya casi en cuerpo a cuerpo Carlo me impactó tres o cuatro veces y otras tantas fallo, con el editor de dolor conectado sólo note como si me empujaran repetidas veces, dolorosa recuperación me esperaba si salía con vida de esta. Me levante abandonando toda cobertura, buscando a mi único enemigo real, nuestros puntos de mira se cruzaron como dos miradas, Luisito presionó el gatillo sujetando el Cetme desde la cadera, si llega a realizar esa acción de manera serena con un modo de disparo más certero y desde el hombro, no estaría contando esta historia, el fuego automático, desde esa pose, como decíamos en mis años de servicio sólo sirve para cazar pájaros, salió todo su cargador y me pasó a muchos metros arriba de la cabeza, no llegó a vaciarse del todo, en modo tiro a tiro, lo despedace, el primero un disparo mortal en el pecho, luego le volé un par de extremidades y conforme se desplomaba por si acaso le impacte en la cabeza emulando el resultado del latino muerto .

                                                                  Ir a entrada 50