12 jul. 2012



    Entrada 33. (Vigilancia 2 de 2) Monólogo interior.

<<¿Dónde estás?. Escurridiza Net-Runner…  He preguntado tanto como la cautela me permite. Hay una pieza del puzle que se me escapa. Si hubieras pasado por aquí, alguien sabría algo, aunque fuera mínimo. Sin comida, sin apenas agua, con las municiones contadas y sin poder malgastarlas cazando… Además, ¿qué animales ibas a cazar?. ¿Conejos con una 45?. Es ridícula la idea, como ridículo es esperar que subsistas del aire. Algo falla y no sé qué es.

    En la retaguardia, no lo creo. Siempre avanzas hacia adelante, hasta ahora de forma unidireccional. Vas a algún sitio, te espera alguien o algo en un punto que solo tú conoces, y hacia delante. No puedes pasar, te he arrinconado. Al sur te topas con un río contaminado, al norte te das de bruces con el castillo de Cienfuegos, y al este tienes la carretera o un Puerto de montaña inaccesible sin equipo especializado. No hay otra opción que no pase por el pueblo. ¡Tiene que estar en este pueblo!. No le queda otra, no tengo que desfallecer. Saldrá del agujero donde se esconde y la estaré esperando. >>


                                                                 Ir entrada 34