4 jul. 2012



    Entrada 26. (Infierno 4 de 7) Narrador omnisciente.

    Era de noche en el improvisado campamento del Cyber escuadrón. Sentados en círculo, permanecían reunidos alrededor de una estufa de calor desplegable, todos menos el sargento, que andaba de un lado a otro calculando las distancias, con un secretismo absoluto sobre su plan de acción.

<<Puede ser, va a ser difícil, pero puede ser>>. Con este pensamiento dejó de andar y se encaminó al círculo que reunía a sus soldados. La tormenta había pasado hacía unas horas, pero el viento seguía soplando con fuerza.  Toda la zona estaba llena de pequeñas partículas residuales de la tormenta, era una niebla de polvo y arena.

– Cabo, informe–. Sin desvelar sus planes, el sargento inició la conversación señalando a uno de los dos cabos.
– Señor, estamos repartiendo cargadores. Todos tenemos cuatro convencionales y dos de reserva, con munición perforante anti blindaje. Para ambas Vulcan disponemos de un rodillo de 500 balas, y para recargar otras dos cintas de 200 balas. Contamos con dos minas MRUD, una MAPED F1 y una Mini MS-803,  granadas…

– ¿Me estás diciendo que tenemos cuatro Claymore y que tres de ellas son de distinto padre y distinta madre? – le interrumpió con brusquedad el sargento. – Encima ninguna es una Claymore auténtica –. Se hizo el silencio, todos pensaron lo mismo. Era mala época para tener una Claymore,  fuera de la nacionalidad que fuera, y ellos tenían todo un arsenal, pero nadie se atrevió a replicar al irritado sargento.

– Cabo, ¿puedes, conectarlas todas con la misma frecuencia para que detonen con un único disparador?.
– Señor, teniendo en cuenta que las MRUD son serbias, la MAPED es francesa y la MS-803 es de aquí de África, estará complicado, pero invirtiendo unas horas se podría…

– Pues espero que se pueda, cabo. Lo espero de veras. Tenemos hasta el amanecer, ni un minuto más. Prosigue con el informe – insistió el sargento.
– A la orden, señor. Andamos algo escasos de granadas, apenas tres de fragmentación y dos de flash. Por último, tenemos dos botes de gas mostaza, pero el piloto no tiene traje hermético, y si los usamos, lo pasará mal – advirtió el cabo.