29 jul. 2012



    Entrada 55 (Net-runner 4 de 12) Narrador Omnisciente.

    No cabía lugar a duda, estaba ante una net-runner. Pese a los múltiples daños en los implantes, era la persona idónea. Ya repararía él cada pieza y cada conector, la dejaría sin error alguno de sistema. Proponérselo sin revelar su siniestro secreto iba a ser tarea compleja, pero si de algo carecía era de tiempo. El tumor avanzaba a pasos agigantados y solo lo podría detener él mismo, pero con la ayuda de un Net-runner.

    Alzó la vista para plantear la situación… Un sudor frío, acompañado de un estremecimiento, recorrió todo su cuerpo y se alojó en la boca del estómago. Inspiró hondo y cerró su puño izquierdo, el de carne, clavándose a propósito la uña del pulgar, para que el minúsculo dolor no le dejara armonizar órdenes de mando desde el sistema neuronal a la Militech L-37. << Detente, detente, controla tu ira, la necesitas viva, todo tiene una explicación >>.

    Net-La había dado unos pasos, desde los estantes de comida hasta la pared de enfrente, cambiando el perfil que veía Corven, que ahora descubría la AK que colgaba del hombro de la net-runner. Corven percibió claramente que era una AK modificada, y sintió una mezcla entre odio y pena.

<< AK 147, con culata de madera, modificada con la parte delantera de la AK 47 y correa verde extensible del ejército británico. Son muchas casualidades. Es el arma que le fabriqué a Fran >>, se dijo. Un armero reconoce su propia obra. Como el alfarero hasta acabar su jarrón, Corven dedicó una semana entera a aquella arma, forjando de día y de noche las pequeñas piezas que hicieron posible el ensamblaje híbrido.

    Todo su cuerpo se centraba en el estómago, creándole un vacío. Sabía que dando la orden mental de mando a la M.L-37, la pulverizaría en segundos, y aquel sentimiento cesaría… << ¿Pero quién desbloqueará el chip BD-4?. ¿Cómo venceré al tumor sin ese desbloqueo?. ¿Quién cuidará de Shodan si el tumor me vence? >>, le decía la conciencia.

    Dejó de apretarse con la uña, ya no necesitaba interferencias en sus pensamientos. Era un hecho, no iba a matar a la única Net-runner que había visto en años. No iba a matarla, por ahora…

                                                                   Ir a entrada 56