29 jul. 2012



   Entrada 54 (Net-runner 3 de 12) Narrador Omnisciente.

    Cuando se abrió la puerta se escuchó el tintineo de unos cilindros metálicos chocando, un sonido típico en los negocios de antes. se había reinventado el utensilio  para ahorrar la energía de un detector de movimiento, aparte del inevitable vistazo que todos los clientes daban hipnotizados por la sorpresa, eso otorgaba a Corven un par de ventajosos segundos  sobre el comprador y en estos difíciles tiempos, podía ser la diferencia entre disparar primero a un forajido o saludar en primera instancia a un cliente.

-Buenas tardes señorita, pase y vea los productos de mi modesto establecimiento- dijo Corven desde detrás del cristal blindado. << Lleva al hombro un fusil de asalto del 7,62 podría llegar a perforar el cristal >> pensó con certeza Corven. Los cristales blindados de ese grosor pueden soportar un impacto directo en mono tiro, incluso una ráfaga de tres y tal vez con fortuna una ráfaga mantenida de un fusil del 5,56, pero un fuego automático del 7,62 lo atravesaría sin ninguna duda.

- Tengo una avería en mi chip de idiomas. ¿Me entiendes?-. << Hay que joderse, un puto tendero con una Militech L-37 anclada al techo >> detectó Net-La.

    En el One-VD le apareció la lista de los implantes de Net-La, importada desde el escáner situado en la esquina paralela a la Militech L-37.

    Corven asintió con la cabeza para transmitir que la entendía. Con la palma extendida de la mano izquierda le marcó que esperara unos momentos… En pocos segundos, su equipo neuronal había captado la información del receptor, reconfigurando el chip de idiomas para entender y también hablar su lengua.
-¿kaifa haluk?- preguntó Corven. El chip había reconocido el idioma como árabe, pero le daba dos opciones, y con una sola frase era difícil captar el dialecto exacto.

    Net-La afirmó con la cabeza, pero la mueca de la cara mostraba que continuara probando dialectos. Con ese podría llegar a entenderlo, pero le era tan incómodo como para un latino el castellano y viceversa.

-¿Ezaik?.-

-Sí, ahora perfecto, estoy bien, gracias- respondió Net-La, al tiempo que inclinaba levemente la cabeza, como muestra de gratitud por las molestias. <<Seamos amables con el dueño del cañón multidisparo  >>.
-Bienvenida a mi modesto establecimiento, mira lo que gustes, comida, piezas de recambio, todo en los estantes son productos a la venta directa por GC (gramos en conserva) o por trueque tradicional.

    La Pantera apaciguada por el sistema de defensa del establecimiento, sin prisa aparente fisgoneó por la tienda. En los estantes de su derecha había diferentes tipos de comida caduca, la que los labradores dan a cambio de pequeñas chapuzas en aparatos electrónicos, pero nada de eso despertó su atención. A continuación había una vitrina con pastillas depuradoras de agua, muy útiles para nómadas, y encima, como un racimo de uvas, colgaban las granadas de mano. << Serán de humo. Dudo mucho que un comerciante que cuida tanto la seguridad ponga granadas de fragmentación tan a mano>> espetó para sí misma. Se dio la vuelta y se dirigió al otro lado, donde estaban los equipos electrónicos y utensilios varios. Aquello le iba a costar más tiempo de escudriñar.
Mientras la cliente hacia lo propio, Corven repasó con calma los implantes de la lista.


One-Vision Digital
                                                            (Una visión digital)