18 sept. 2012


    Entrada 132.


    Flanco Oeste Cyborg


   Marc vio caer a su homónimo de la izquierda llegado del flanco Sur como refuerzo, raudo encañonó a la sombra salida de la nada escupiendo fuego sobre su compañero muerto << Ráfaga>> Ordenó mentalmente; mientras presionaba el gatillo apuntando al torso de Shaib hijo de Amir, padre de una innombrada y su mujer que fueron en días pasados violadas y asesinadas por los hombres del Rombo Cardinal.

-Baja Flanco Oeste- Señaló por radio el catalán y sin esperar una orden al respecto desplazó su posición al sitio del caído para cubrir mejor la zona.

    Centro de mando Berebere

    Desde una posición elevada con prismáticos Anzar el Imán y Amastan Semidán el Jerba divisaban en la lejanía un plano general del desarrollo de la batalla: El flanco Este cargo con valentía y honor llegando casi al cuerpo a cuerpo, pero el cambio de posición del pelotón cyborg y sobre todo las dos MVulcans habían convertido ese flanco en una verdadera carnicería. En estos momentos se encontraban cuerpo a tierra esparcidos sin orden usando los cuerpos de los muertos como cobertura. Intercambiando disparos con el certero enemigo, no habían causado ninguna baja pese a los numerosos impactos acertados, los Cyborgs como torretas continuaban haciendo su trabajo. El único daño era material pero de relevante importancia; algún bereber sin nombre ni apellidos con una de las tantas balas desperdiciadas en esta jornada acertó en el cañón multitubo de una  MVulcan averiándola.

El Flanco Este obtenía una victoria de sangre de las manos de Shaib un desconocido para los dos mandos Bereber; el cual fue tiroteado y muerto mientras Anzar y Semidán contemplaban desde la lejanía.

-Uno menos, ves Amastan, no son tan temibles, mueren como todas las cosas- Señalo eufórico Anzar.
<< ¿Pero a que precio?>> pensó el Jerba en silencio y añadió.
-Tenemos que retirar a las tropas y sitiarlos – Dijo con rotundidad.