24 feb. 2013




Se produjo un segundo de parálisis alrededor del fuego, y salieron en desbandada cada uno en una dirección. Jon seleccionó al de la chaqueta que había visto anterior mente y corrió a por él.

Cuando el viejo oficial vio lo sucedido por el retrovisor: Frenó, bajó del vehículo y siguió con la vista a su compañero que se alejaba corriendo calle abajo. Agitó la cabeza de lado a lado mostrando su descontento y continuó observando el lugar.

En una esquina a pocos metros del lugar de autos brillaba el cartel de un Stardusk. A tom le cambió la cara nada mas darse cuenta.

<<Hombre, visto así si ha valido la pena parar aquí >> Y se encaminó hacia la cafetería mientras escrutaba cuantos dólares sueltos llevaba en el bolsillo.

Al cabo de media hora Jon regreso jadeante al coche de policía donde Tom le esperaba en el interior del vehículo con un café en la mano: -¿Qué cazador de hombres, vienes con las manos vacías?

-No estoy para ostias Tom, ese tío tenía algo, cuando estaba a punto de cogerlo se paró un instante y luego aceleró como si fuera una motocicleta. Llevaba una mierda de esas que anuncian en la Tvred… Un implante.



                                                                Ir entrada 204