24 feb. 2013







Entrada 198.

 Net-La tras finalizar la escueta y banal charla se encogió de hombros y entró dentro del taller mientras con una manda se resguardaba de la gélida noche asturiana. Realmente le importaba bien poco el asunto de los paneles solares, sabía que el coche no daría error. Corven había resultado muy eficaz en todo lo que metía mano, pero quería poder juzgar el tono de voz. Shodan había estado callada sobre el incidente de la tarde de eso no cabía duda, el tecno-médico continuaba siendo comedido y educado.

Corven vio retirarse a la egipcia y retomó el trabajo pero principalmente sus pensamientos. Esta iba a ser una larga velada para tomar decisiones.

<<¿Hasta dónde puedo confiar en la netrunner sin poner la vida Shodan y la mía propia en delicada situación? >>

Tenía demasiados esqueletos en el armario y dos frentes abiertos defendidos con secretos: El de su hija era fácilmente ocultable, el conocimiento de su tumor solo le generarían mal estar y no solucionaría nada al contárselo. Ese asunto era el menos complejo de resolver, continuaría en silencio.