19 feb. 2013



Entrada 197. 

Al poco tiempo un niño salió de la casa cargado con cables y demás entresijos dejándolos en el suelo e interactuó con el adulto. <<Ahí tenemos al muchacho, falta la actriz principal; ¿Dónde estás serpiente del desierto? Asoma la cabeza que te la quiero cortar >>


Pasaron los minutos el sol se ocultó y si no fuera por los focos no hubiera podido continuar con la guardia. La espera obtuvo recompensa: Con un foco de mano el Tecno-Médico alumbró la entrada de la otra vivienda y allí iluminada vio claramente a la pantera con su característica cola de caballo como peinado. << ¡Te tengo!>> Sin pensárselo dos veces se abalanzó sobre la mochila y comenzó a sacar cartuchos para meterlos en dos cintas encueradas de pecho.

Se frenó en seco y su mente voló al pasado… Cuando era un joven novato en la policía y patrullaba con su viejo compañero.



                                                               Ir a entrada 198