2 mar. 2013




Entrada 210.

Black Jack, se levantó: Amartillo su pistola Dai Lung y la enfundó en el cinto. Era peligroso llevar una arma semi automática amartillada en el cinto. Prefería correr el riesgo de dispararse en un pie a necesitarla y no tenerla apunto para un disparo rápido.

Después de realizar la acción cargó al máximo su disparador de microondas y comenzó a bajar montaña abajo buscando puntos de cobertura.

El triunvirato que rodeaba el coche se desplegó para el Test: Corven al mando de los paneles en la mesa, Net-La al volante y la niña de copiloto. Corven dio la orden de arrancar el vehículo.

Le costó ponerlo en marcha a la Net-Runner, necesitó de ciertas indicaciones extras del Tecno-Medico acerca del estárter remodelado que había añadido. Cuando el motor comenzó a rugir una sensación de alegría invadió al grupo por diferentes motivos.

El cazador de hombres se detuvo un instante apunto con el arma de microondas y tras un segundo de calibrado soltó la onda EMPX. El motor con una tímida explosión murió levantando la tapa del capot.