24 abr. 2013


Una historia de E.Ferrer. Puedes acceder al blog de E.Ferrer en: The Brainstorm Proyect 





    El ruido de las pisadas resonaba entre los callejones de las proximidades de “La Fábrica”. Botas de cuero negro adornado de diversas hebillas metálicas, que avanzaban una detrás de otra, a juego con una larga gabardina. Hacía rato que el sol se había ocultado, y ya por estas calles no quedaba ni un alma. Únicamente ella, recorría como siempre el camino que la llevaría de vuelta a casa después de un duro día de trabajo.

<< No puede ser verdad… No me puede pasar esto a mi… ¿Cómo se han enterado?>>-se detuvo un instante abordada por sus pensamientos, mientras se pasaba la mano por su cabello morado en forma de cresta. – ¡Malditos hijos de puta!- espetó encendiéndose un cigarrillo.

<< Pues no lo van a conseguir. No van a joderme de esta manera… -reanudó la marcha- ¿Qué opciones tengo? Puedo huir, pero dudo que pueda perderlos para siempre y no quiero esconderme toda mi vida. Son tan cabrones… ¿Por qué no pueden dejarme en paz con mis asuntos? Puedo controlarlo… -buscó en su bolsillo otro cigarrillo, para suplir el que se consumía rápidamente entre sus labios- Sabía que este día podía llegar, sabía lo que me jugaba cuando nos metimos en esto… A fin de cuentas he tenido contacto con el enemigo y mi lealtad es razonablemente cuestionable.-frenó en seco dejando caer al suelo la colilla- Sé lo que debo hacer… ¡Tengo que enfrentarme a ellos!>> 

Salió corriendo rápidamente al ver el humo blanco del vapobús que  la acercaría a casa.