21 jun. 2013


Entrada.221

-La Oeste ¿He Net-La?, te diriges más allá de Galicia. Pensé que buscabas esconderte y Galicia está muerta y era perfecta. Pero tú quieres un comprador, Así que ¿Ciudad X?
-Eso no es tu problema Corven, no abuses de mi paciencia.

-El tabaco es algo social y a falta de amigos, hablo con mi verdugo –Se encogió de hombros y mostro una falsa sonrisa. -Total que más da, solo es hablar por hablar. –Meneó la cabeza para los lados –No puede ser Ciudad X. Vale más esa arma que toda la ciudad y no creo que las cuatro familias dominantes te dejaran comercializarla. Te la robarían haciéndote picadillo y de nuevo tendrían una excusa para entablar una guerra entre ellas. No, tú cruzarás la frontera a Portugal… Claro. –Apuntó con una tímida carcajada – ¡Tú vas a Australia! Eso es. Le has robado ha Hamilton para poderte pagar el billete del barco que lleva al único punto de civilización, maldita egipcia Si tienes un plan y no es malo del todo.  Como tú dirías “hay que joderse, joder”.

-No sé qué intentas, pero pese a que no soy una asesina, me juego demasiado y no te va a funcionar. Termínate ese cigarro de una vez. –Señalo Net-La impacientándose, pero a la vez entrando al juego. Sabía que tras dispararle, no volvería a poder hablar con nadie en mucho tiempo o si era cazada antes de llegar a su destino, posiblemente esta fuera la última conversación que tendría.


-¿No eres una asesina? A claro tú eres una superviviente… Por eso mataste a una pobre desgraciada embarazada. Sí, me refiero a la lugareña que le sacaste el ojo y luego me diste en trueque. Pero para eso seguro que tienes una buena excusa, que no quiero escuchar. ¿Pero a Shodam? ¡Joder! ¿Por qué? Es una niña, está durmiendo, no es ninguna amenaza. Y no me mires así, ni soy técnico ni soy medicó. Soy un puto vividor como tú o así era antes del botón rojo y un mentiroso reconoce a otro a la legua.


                                                            Ir entrada 222