21 jun. 2013


Entrada 223

-Me muero Net-La y no porque tengas pensado dispararme… Llevo muerto desde hace mucho, antes de que tu aparecieras. Tengo un tumor en la cabeza, pero con sólo cuatro círculos desbloqueados en mi chip, no sé tratármelo. Tan solo puedo diagnosticarlo. Eso te dará la explicación de la desesperada carrera en el día que nos conocimos. No pasan muchos netrunners por estos lares.

-Y que me quieres decir con ello –dijo Net-La –A dónde quieres ir a parar…
-Si de verdad no eres una asesina. Llévanos contigo, somos de más utilidad vivos que muertos, o mejor dicho. Shodam te será de gran utilidad.

-¿Para que cojones va a serme útil una jodida niña?


-Tu plan es bastante bueno, como mencione antes. Pero sólo llega hasta Australia. ¿Y luego qué? Sí, está claro que allí no llegaron las bombas, como todo el mundo sabe y es la única prospera ciudad del planeta. La cual fleta un barco al año con científicos de toda Europa o gente como tú, que tenga algo realmente importante tecnológicamente hablando, que pueda ofrecerlo en trueque. ¿No te has planteado que harás cuando estés en “la gran ciudad”? Te recuerdo como eran las ciudades antes del botón rojo… Cierto es que no abran asaltantes con fusiles de asalto, ni violadores, ni nada que puedas encontrar cada dos pasos en los yermos. Pero continuaran existiendo los trajeados corporativos, las clases sociales técnicas y los parias. 

¿Dónde encaja una netrunner del montón en una ciudad llena de las mejores mentes de toda Europa?


                                                               Ir entrada 224